ERREA - MEASKOITZ - CASTROS DE MEASKOITZ Y OTAMENDI


En esta ruta subiremos a Measkoitz desde el pequeño pueblo de Errea. La subida es muy cómoda, apta para todo tipo de senderistas. En su mayor parte sigue pistas forestales.

Estos son los atractivos principales de la ruta.

- Ganaremos la cima de Measkoitz, cima de primera categoría en Navarra. La cima está coronada con un vértice geodésico, hito también atractivo para lo montañeros. En esta cima Juan Mari Txoperena identificó en el año 2006 un castro. En este enlace tienes más información sobre este poblado de la Edad del Hierro: Castro Measkoitz

- Disfrutaremos de amplias panorámicas que abarcan decenas de kilómetros. Desde Measkoitz llegamos a ver Pamplona y muchos montes del Pirineo.

- Haremos un pequeño desvío a otro posible castro que no me consta que esté catalogado. 

- Conoceremos el pequeño pueblo de Errea y su curioso monumento a los quitanieves.


Distancia: 7,7 km.
Desnivel máximo: 221 m.
Desnivel acumulado: 262 m.

Soporte GPS: Track y waypoints de la ruta en Wikiloc

Saldremos del pueblo de Errea por las pistas que, en dirección Este, van tomando altura cómodamente hasta llegar a una zona más llana de prados previa a la ascensión final a Measkoitz.

Para subir a la cima habrá que salirse de la pista por un sendero que en cinco minutos nos lleva hasta la aplanada cima donde está el vértice geodésico. Desde aquí tendremos las mejores panorámicas de la ruta. 

Panorámica desde Measkoitz

Comenzaremos el descenso atravesando una gran pradera desde la que se tienen también grandes panorámicas. Es un lugar ideal para tomar el bocadillo.
Antes de completar la bajada nos desviamos a la cima de Otamendi (así viene en la cartografía), si bien en el SITNA se denomina como paraje de Llarrazbide. Aquí se pueden vislumbrar las estructuras de un castro que no me consta que esté catalogado. El castro se encuentra en un alto protegido de manera natural por fuertes desniveles y escarpes por todos sus lados menos por el norte. En este flanco norte se distinguen las defensas principales: los restos de un foso y un gran terraplén donde asoman piedras de una posible muralla, hoy cubierta por la tierra. Este castro tiene una situación estratégica importante, Desde sus 965 metros de altura se controlan los dos valles de comunicación principales que comunican la cuenca de Pamplona con Roncesvalles y el paso del Pirineo por Ibañeta.


Dada la cercanía de este castro con el de Measkoitz se puede dar la circunstancia, tal como se ha comprobado en otros castros de Navarra, que este castro, que llamaremos de Otamendi, de menor superficie que el de Measkoitz, fuera el castro más antiguo y de menores dimensiones. Posteriormente, la población del castro más pequeño, se pudo trasladar a Measkoitz, con una mayor superficie habitable. 

También cabe la posibilidad que ambos castros fueran contemporáneos y que el de Otamendi fuera a modo de un gran antecastro que completara las defensas del castro de Measkoitz. 

Sólo la realización de catas arqueológicas en ambos lugares podría aclarar la cronología de ambos lugares. 

Si alguien tuviera alguna noticia de este posible castro puede dejarla en los comentarios.

Zona superior del castro


Terraplén norte y restos de piedras de la muralla

Desandamos el desvío al castro y seguimos descendiendo hacia el pueblo, atravesando una zona boscosa. 

Llegaremos a Errea a la altura de la fuente que está a la entrada del mismo. 

© Julio Asunción