.
.

LUSARRETA – CUEVA DE LEZESTALI (Valle de Arce)

Ir a mapa de yacimientos

Cueva de Lezestali
 
Mapa Lusarreta - cueva de Lezestali
 


Ver LUSARRETA - CUEVA DE LEZESTALI en un mapa más grande

Tipo de ruta: Circular.
Distancia: 9,00 Km.
Desnivel máximo: 208 metros.
Ascensión acumulada: 298 metros.
 
Recorrido por el desconocido valle de Arce, uno de los menos visitados de Navarra. La construcción de la presa de Itoiz sumergió en las aguas algunos de sus pueblos. De hecho, este valle es el que tiene más despoblados en Navarra. Hoy, el turismo muy poco a poco va resucitando el valle de Arce, que tiene suficientes encantos para ser visitado.
Esta ruta parte de Lusarreta, uno de los pueblos más escondidos del valle, donde podremos ver su hórreo, declarado Bien de Interés Cultural. Desde Lusarreta emprenderemos la caminata por prados y bosques para culminar la ruta en la cueva de Lezestali, fácilmente accesible y con el encanto que siempre tienen las cavernas para el visitante.
 
Hórreo de Lusarreta
 
(Km. 0,00) Aparcamos en la entrada del pueblo, junto a la iglesia y el hórreo. El hórreo construido en los siglos XV o XVI es de los más antiguos de Navarra, y recuerda al hórreo de Iracheta, el más monumental de la Comunidad Foral. Tras admirar este Bien de Interés Cultural, que sorprende en este lugar tan apartado de las rutas turísticas, emprendemos la caminata por la pista de tierra que lleva a Esnotz y a Erro, y que parte del caserío, en las cercanías del hórreo. Es la continuación de la pista asfaltada que nos ha traído hasta el pueblo.
(Km. 0,890) Pocos metros antes del llegar al collado donde empieza la bajada a Esnotz hay que desviarse a la derecha por una pista de tierra.
Continuamos por esta pista que va atravesando prados rodeados de bojes y espinos. En algunos puntos la pista se desdibuja, pero no es difícil encontrar su continuación siguiendo la dirección que llevamos.
(Km. 2, 875) Más adelante el sendero transcurre por una zona más elevada, con menos vegetación y donde disfrutaremos de las mejores vistas del valle de Arce, con los montes que lo limitan. Hacia el este vemos el Lendergibel, el Corona, el Jaun Done Jakue, el Elke y la peña de Pausaran. Al sur destaca el Larrogain con sus precipicios de piedra y al fondo, en días de buena visibilidad, se ve la peña de Izaga, ya fuera del valle.
 
Panorámica del Larrogain
 
(Km. 3,385) Cuando el camino empieza a girar hacia el norte, podemos desviarnos a la izquierda atravesando un gran prado con amplias vistas para internarnos en el bosque de hayas que corona el alto de la Borda, el techo en altura de esta ruta. Desde el prado, antes de entrar en el bosque llegamos a ver el Ortzanzurieta, hacia el norte, que con sus más de 1.500 metros de altura es la cima señera de esta zona. Ya dentro del bosque nos dará la impresión de habernos trasladado a Urbasa, con ese paisaje de altas hayas que crecen entre rocas que dan un encanto especial al entorno. A esa sensación colabora el trinar de los pájaros que hacen que merezca la pena sentarse un rato y disfrutar de este lugar retirado y apacible. Eso sí, hay que tener cuidado con no perder la orientación dentro de este bosque ya que podemos perdernos.
 
Hayedo de Bordagaina - ruta Lusarreta
 
(Km. 4,760) Tras visitar el hayedo, volvemos al camino que pronto se convierte en sendero estrecho que se abre camino entre bojes y espinos.
(Km. 4,241) Salimos a otro gran prado donde se desdibuja el camino. Lo atravesamos en dirección norte, en la misma dirección que llevamos sin alejarnos mucho de los árboles que limitan el prado por la derecha. Como referencia tenemos que ir en la dirección que marca el Ortzanzurieta. Pronto encontramos de nuevo el sendero.
Continuamos el sendero que ahora se hace más ancho y empieza a descender. El sendero atraviesa un bonito pasillo de vegetación de hayas con algún roble y mucho boj.
(Km. 4,750) Llegamos a un cruce con una pista aún más ancha y cuidada. A este cruce volveremos tras visitar la cueva. Ahora seguimos por la izquierda y a una veintena de metros hay que salirse de nuevo por la izquierda por otra pista menos transitada que pasa junto a una cruz que recuerda a un paisano de Mezkiritz que, entre otras ocupaciones, se dedicaba al contrabando en la década de los 50 y que fue abatido por la guardia civil en una de las salidas.
 
Cruz - ruta Lusarreta - cueva de Lezestali
 
(Km. 4,950) Bifurcación. Seguimos por la izquierda, por la pista más transitada.
(Km. 5,280) Nueva bifurcación. Seguimos por la derecha por el sendero menos pisado.
(Km. 5,400) Llegamos a la cueva de Lezestali. La boca de la cueva está orientada al noreste y a 980 metros de altura. Un pasillo de avellanos precede su entrada. La boca de la cueva mide 6 metros de largo por algo más de dos metros de alto.
 
Cueva de Lezestali - Lusarreta 
En su interior, que llega a los 25 metros de profundidad, podemos apreciar algunas interesantes formaciones kársticas, entre ellas una curiosa estalagmita que se encuentra al fondo de la cueva. Esta estalagmita me recordó a la de la Cueva de la Santa o Harpeko Saindua, cueva de Francia donde aun hoy se tiene devoción por una estalagmita a la que se atribuyen poderes curativos.
 
Cueva de Lezestali - interior - ruta Lusarreta Cueva de Lezestali - estalagmita
 
(Km. 6,050) Desde la cueva volvemos al cruce donde estaba la cruz y ahora continuamos por la pista principal, a la derecha. La pista pronto toma dirección sur en dirección de vuelta a Lusarreta. El paseo es sumamente agradable, sin desnivel, atravesando un bosque de hayas, avellanos, espinos y robles.
(Km. 8,300) Salimos del bosque. Atravesamos uno portillo en un vallado y a pocos metros nos desviamos a la derecha por una pista que acaba en 70 metros en la carretera.
(Km. 9,00) Desde la carretera ya vemos el pueblo, con la peña de Aintzioa que se alza por detrás del mismo. Sólo 700 metros de asfalto nos separan de Lusarreta.
 
Lusarreta y la peña de Aintzioa
 
Tras el hórreo, la iglesia es el otro monumento destacable. Fin de la ruta.

SOPORTE GPS (TRACK Y WAYPOINTS) EN MEGAUPLOAD
SOPORTE GPS (TRACK Y WAYPOINTS) EN WIKILOC

Si te atrae la arqueología prueba a visitar mis blogs de rutas arqueológicas:
 
Rutas arqueológicas por Navarra en:
http://arqueologianavarra.blogspot.com
 
Rutas arqueológicas por Alicante en:
http://arqueologiaalicante.blogspot.com
 
Guía arqueológica de Numancia:
http://numancia-guia-arqueologica.blogspot.com
 
Más senderismo y montaña por Navarra en mis blogs:
http://senderismonavarra.blogspot.com
http://senderosderoncesvalles.blogspot.com
 
IR A MAPA DE YACIMIENTOS

tiempo Arce

MONUMENTO NATURAL ESPINO DE AZPARREN

Ir a mapa de rutas

Espino de Azparren

Mapa espino de Azparren



Ver MONUMENTO NATURAL ESPINO DE AZPARREN en un mapa más grande



Tipo de ruta: Ida y vuelta.
Distancia: 9,500 Km.
Desnivel máximo: 389 metros.
Ascensión acumulada: 514 metros.

Esta ruta lleva a conocer uno de los 47 monumentos naturales de Navarra, árboles singulares que han merecido esta denominación y grado de protección debido a su antigüedad , porte y valores naturales. Además en la caminata veremos un abanico de especies vegetales representativas de la montaña navarra: hayas, pinos, fresnos, avellanos etc. También ascendemos a dos cimas, el Bozporro y el Zurrazkun o Zurazkun, desde donde tendremos unas excelentes panorámicas de esta zona tan poco conocida de la montaña navarra.
(Km. 0,00) Dejamos el vehículo junto a la iglesia de Azparren y empezamos a caminar por la carretera que atraviesa el pueblo en ascenso.
 
Iglesia de Azarren
 
(Km. 0,140) A la salida del pueblo hay que desviarse por la izquierda por una pista de tierra, dejando la calle asfaltada que sigue ascendiendo. Como referencia hay un poste indicador del sendero que lleva al Baigura, que en esta primera parte de la ruta vamos a seguir. Empezamos a andar junto a la regata que baja al pueblo.
Cartel indicador sendero Baigura
 
A menos de 100 metros, a la derecha del camino y casi cubiertos por la vegetación, vemos los restos del antiguo molino del pueblo. Destacan las dos grandes piedras que molían el grano y eran accionadas por la fuerza del agua.
El paseo, en ligero ascenso, es un placer para los sentidos. El rumor del agua y el canto de las aves se acompaña de un paisaje que parece el de un jardín botánico por el número de especies que nos encontramos. Avellanos, robles, espinos, fresnos, tilos, hayas, arces, helechos, sauces, etc, hacen este tramo sumamente agradable para el que lo recorre.
 
Paseo junto a la regata - ruta espino de Azparren
 
(Km.1,400) A la izquierda se incorpora a la pista principal por la que vamos otra pista de tierra. La ignoramos y seguimos por la misma pista y en la misma dirección.
(Km. 2,100) tras un giro de 180° a la izquierda, encontramos una bifurcación de caminos. Seguimos por la derecha.
Según vamos ascendiendo y alejándonos del río, las hayas van dominando el bosque.
(Km. 2,560) En este punto la pista por la que venimos da a otra pista también ancha.
Tomamos esta pista hacia la izquierda dando un giro de casi 180°.
(Km. 2,820) Poco más adelante, la pista principal empieza a bajar. Aquí hay que salirse de la misma por la derecha cogiendo una pista de tierra que sigue en ascenso.
(Km. 3,290) Bifurcación de senderos, seguimos por la izquierda.
(Km. 3,390) A la izquierda del camino llaman la atención las Hayas gemelas de Azparren. Son dos hayas de 4,25 cm. de perímetro de tronco que tienen una conformación similar, lo que les ha dado el nombre.
SIGUIENTE
 
Hayas gemelas de Azparren - ruta árbol monumental espino de Azparren

MONUMENTO NATURAL ESPINO DE AZPARREN (Continuación)

ANTERIOR

(Km. 3,670) El camino acaba junto al vallado que cierra un prado. Desde aquí ya vemos el espino monumental de Azparren, que está en el medio del prado. Pasamos el vallado y nos acercamos a uno de los árboles singulares de Navarra.
 
Ubicación del espino de Azparre - monumento natural
 
(Km. 3,800) El Espino de Azparren. El espino o majuelo es un arbusto que puede alcanzar excepcionalmente, como en este caso, las proporciones de árbol. Alcanza los 10 metros de altura, lo que lo convierte en un gigante en su especie. Para hacernos una idea, el otro espino declarado monumento natural en Navarra es el Majuelo de Leitza, que no llega a los 6 metros de altura.
 
Espino de Azparren - monumento natural
 
Esta especie ha estado vinculada al hombre en la Prehistoria. Huesos de sus frutos, las conocidas como manzanitas de pastor, han sido encontrados en yacimientos y cuevas paleolíticas. Era uno de los alimentos que recolectaba en el bosque el hombre prehistórico.
El espino de Azparren tiene en su tronco la placa que lo identifica como monumento natural. Entre sus ramas podemos ver muérdago que lo parasita. El muérdago es la planta que se dice usaban los druidas para sus conjuros y pócimas.
Otro atractivo de este árbol es su ubicación, en el medio de un prado que está rodeado por otro árboles de menos entidad que parecen la corte que rodea al árbol singular. Desde aquí también se tiene una buena vista del Baigura, que con sus más de 1.400 metros es la mayor altura de la zona.
 
Vista Baigura desde el Espino de Azparren
 
(Km. 3,900) Tras ver el espino, continuamos en dirección oeste, hacia la parte más alta del prado, para salir del prado cruzando otro vallado. Desde aquí vamos a subir a las dos alturas cercanas que nos van a servir de miradores del entorno. Empezamos por el Bozporro, también conocido como morro de la Mosquera.
Giramos hacia el sur, a la izquierda, junto al vallado, y enseguida damos con el comienzo de un sendero que pronto se pierde entre las hayas. Aquí solo queda orientarse siempre subiendo en dirección sur, subida que se hace un tanto penosa por los bojes que dificultan el avance.
(Km. 4,135) Llegamos al Bozporro tras superar una pequeña trepada sin dificultad que nos alza a la cima de piedra rodeada de bojes pero desde la que se nos concede el premio de una bella panorámica. Tal es así, que en días buenos se llega a ver hacia el sur la Higa de Monreal y la Peña de Izaga. Hacia el este el Ortzanzurieta y al norte destaca el Errozate, ya en Francia. Al oeste domina el cercano Baigura, con vegetación hasta su misma cima. Con prismáticos podemos apreciar el vértice geodésico que lo corona. Y al noreste, cercano, el Zurazkun, nuestro próximo objetivo.
 
Cima de Bozporro - ruta espino de Azparren
 
(Km. 4,350) Volvemos al vallado junto al prado donde está el Espino de Azparren. Desde aquí vamos a afrontar la subida al Zurazkun, el punto más alto de esta ruta.
Comenzamos a andar por la pista que en dirección norte se abre paso entre la vegetación baja.
(Km. 4,590) La pista acaba junto a un paso en escalera en el vallado. Cruzamos el paso y aquí nos tenemos que desviar a la izquierda, sin camino marcado, para empezar el ascenso entre el bosque de pinos. Debemos de ir hacia el sur, para buscar cuanto antes el cordal del monte, que, con menos vegetación, hace más fácil el ascenso.
(Km. 4,990) Cima de Zurrazkun. Otra vez disfrutamos de extensas panorámicas de esta parte del Pirineo, la zona más antigua de la cordillera, más erosionada y humana que los picos del alto pirineo, que también son visibles desde aquí, hacia el este.
 
Panorámica desde el Zurazkun - ruta espino de Azparren
 
(Km. 9,500) Tras tomar el bocadillo disfrutando de esta privilegiado balcón sólo queda volver por donde hemos venido, recreándonos de nuevo en el estupendo paseo que junto al arroyo baja hasta el pueblo. Fin de la ruta.

SOPORTE GPS EN MEGAUPLOAD 
SOPORTE GPS EN WIKILOC

 
Más senderismo y montaña por Navarra en mis blogs:
http://senderismonavarra.blogspot.com
http://senderosderoncesvalles.blogspot.com

Si te atrae la arqueología prueba a visitar mis blogs de rutas arqueológicas:
 
Rutas arqueológicas por Navarra en:
http://arqueologianavarra.blogspot.com
 
Rutas arqueológicas por Alicante en:
http://arqueologiaalicante.blogspot.com
 
Guía arqueológica de Numancia:
http://numancia-guia-arqueologica.blogspot.com
 

IR A MAPA DE RUTAS

Prevision tiempo Azparren

LAKARTXELA – Valle de Belagua

Ir a mapa de rutas
 PANORAMICA DE LA KARTXELA DESDE LARRONDOA

 
Mapa Lakartxela
 


Ver LAKARTXELA - VALLE DE BELAGUA en un mapa más grande


Tipo de ruta: Circular.
Distancia: 17,200 Km.
Desnivel máximo: 985 metros.
Ascensión acumulada: 1356 metros.
 
Según nos acercamos al valle de Belagua, la carretera parece prepararnos una sorpresa. Desde Isaba, discurre por un estrecho valle que pasa junto a un antiguo puente medieval, y que hoy toma el papel de portal mágico que nos va a trasladar a un paraje inolvidable. Pocos kilómetros más adelante, el valle se abre amplio y las afiladas montañas que lo rodean parecen guerreros que protegen un lugar sagrado y verde. Sagrado por los monumentos megalíticos que aquí levantaron los pobladores prehistóricos del valle. Verde por el intenso color esmeralda de los prados donde ovejas y vacas pacen plácidamente.
Al este, el llano de Belagua queda cerrado por gigantes pétreos que luchan entre sí por dominar la altura que al fin les arrebata la Mesa de los Tres Reyes y el Anie, ya en Francia. Al oeste, Kartxela, más conocida entre los montañeros como Lakartxela, domina el valle. Con sus casi 2.000 metros de altura, es un formidable cordal rocoso que semeja el espinazo de un dragón, y que acaba cayendo a pico sobre el valle desde su espolón este, el Keleta. Su visión desde el valle de Belagua llama poderosamente al montañero. Una vez contemplada esta montaña entra, sin duda, en el proyecto de cualquier amante de las alturas.
Llevados por esa atracción comenzamos la subida a Lakartxela desde el mismo fondo del valle de Belagua. Mil metros de desnivel esperan al montañero. Mil metros que nos llevaran por los diferentes pisos de vegetación: los prados junto a las bordas de ganado; el bosque mixto con hayas que poco a poco van siendo la especie predominante y, por último, los prados de altura que cederán ante los picos rocosos.
Pero Lakartxela no se va a dejar conquistar fácilmente. Bastantes montañeros han encontrado la muerte en el intento. Cuando la nieve cubre de blanco sus laderas, Lakartxela se vuelve aun más bella, pero peligrosa. Quien se aventure a conquistar sus 1.982 metros de altura en invierno ha de estar bien equipado (crampones, piolet) y tener la cordura de saber retirarse a tiempo si las condiciones no permiten llegar la cima.
Km. 0,00 - Dejamos el vehículo en el aparcadero que hay justo en el kilómetro 43 de la NA-137. A la izquierda, a pocos metros, ya vemos las primeras indicaciones que van a guiarnos en el recorrido. Estamos en Arrako, la puerta de acceso de los roncaleses a los prados de altura, la unión del valle y la montaña. Antaño, muchas personas vivían en las bordas que vemos por los alrededores cerca del ganado.
 
Señalización al comienzo de la ruta - lakartxela
 
Empezamos a andar siguiendo los postes indicadores que nos van a llevar en cinco minutos al dolmen de Arrako. A una treintena de metros de la carretera, hay una bifurcación. Uno de los caminos lleva a las bordas de la derecha, pero nosotros vamos hacia las bordas que están a la izquierda.
A 200 metros otra indicación nos lleva a atravesar un paso en el vallado y entramos en un prado donde se encuentra el dolmen de Arrako. En medio del prado sus pesados megalitos se levantan marcando lo que fue un lugar sagrado hace miles de años.
 
DOLMEN DE ARRAKO
 
El dolmen de Arrako es el mejor conservado del Pirineo navarro. Hace más de 3.000 años los pastores prehistóricos del valle enterraron aquí a sus muertos. El dolmen, conserva perfectamente su estructura. Destaca la cubierta, una gran piedra de 5 metros de largo, dos de ancho y 65 centímetros de grueso. Otra singularidad del dolmen de Arrako es el crómlech, círculo de piedras hincadas, que rodea el monumento, seguramente añadido con posterioridad a la construcción del dolmen, ya que los crómlech datan del primer milenio antes de nuestra era, lo que da cuenta de la sacralidad continuada del lugar.
La apuntada cima del Keleta que se alza tras el dolmen, crea el mejor telón de fondo a este paraje tan singular.
Una vez hecho este pequeño desvío para admirar este monumento prehistórico, volvemos a cruzar el vallado y retomamos el camino siguiendo las indicaciones rojas y azules.
Km 0,850 – La pista finaliza junto a la ermita de Arrako. Parece una borda más. La campana que asoma desde una ventana es la que la identifica como lugar sagrado. Todavía hoy, los roncaleses llegan aquí a finales de julio en romería para homenajear a la Virgen de Arrako.
 
ERMITA DE ARRAKO - Valle de Bealagua
Continuamos por el sendero que deja la ermita a la derecha y tras cruzar un puente de cemento que salva un arroyo, comenzamos la ascensión. Según vamos subiendo por la ladera empezamos a disfrutar de panorámicas sobre el valle.
 
PANORÁMICA DESDE ARRAKO
 
Seguimos por sendero marcado con postes con señales rojas y azules. Más adelante atravesamos un bosque de pinos, hayas, bojes y zarzas.
Km. 1,800 – El sendero muere en una carretera asfaltada que, a la izquierda lleva a la venta de Juan Pito. Según giramos en dirección a la venta nos sorprende la rocosa mole de Lakartxela. A 150 metros, donde la carretera da una curva cerrada hacia la derecha, está el aparcamiento de la venta. Desde aquí puede empezar la caminata quien se quiera ahorrar doscientos metros de desnivel. Un nuevo sendero parte, desde el aparcamiento, esta vez señalado con marcas blancas y amarillas.
Estela a los montañeros muertos en la Kartxela Km. 2,250 - Avanzamos entre el bosque hasta un arroyo en el punto en que se precipita en una pequeña cascada. A pocos metros hay un haya que crece de manera imposible sobre una roca que está junto al arroyo. Nada más cruzarlo, una estela de homenaje a los montañeros muertos nos recuerda que esta montaña no es fácil de conquistar.
 
Km. 2,600 - Los hitos blancos y amarillos nos guían hasta salir del bosque de hayas. Seguimos ascendiendo por las laderas herbosas del llamado cerro de las latas, que nos van a regalar grandes vistas sobre el valle de Belagua y las montañas que nos rodean. 

LAKARTXELA – Valle de Belagua (continuación)

ANTERIOR
Km. 2,900 - Más adelante pasamos junto a otra estela dedicada a montañeros accidentados en estas laderas. No son los únicos que han fallecido en Lakartxela, pero el bellísimo epitafio bien vale para todos ellos: “Buscando la libertad hallaron la eternidad”.
 
ESTELA MONTAÑEROS CON KARTXELA AL FONDO
 
Km. 3,900 Siguiendo los postes llegamos al collado de Arrakogoiti que separa los montes Lakora y Binbaleta. Desde aquí empezamos a ver las marcas rojas y blancas de sendero de gran recorrido. Seguimos por la izquierda en dirección al Binbaleta.
 
En el collado de Arrakogoiti

Hay que seguir estas marcas 600 metros (7 minutos), para luego desviarse a la derecha por la ladera sur del Binbaleta para ganar el collado que separa esta montaña de Lakartxela.
Km. 5,500 Llegamos al collado. Destaca, hacia el oeste, la afilada cima de Barazea.
 
BARAZEA

Desde aquí un sendero va trepando hasta la cumbre de Lakartxela. En invierno, con nieve hay que tener especial cuidado en este tramo orientado hacia el norte, que frecuentemente está helado.
Km. 6,550. Cima de Lakartxela. Varios buzones la marcan, destacando uno con la forma de una casita. Puede que sea la “casa” más alta de Navarra… y con las mejores vistas. Debajo de nosotros, al suroeste, se extiende el circo de Sardeka, dominado por los picos de Otsogorrigaina (1.922 m.), Barazea (1.893) y Lakartxela (1.982 m.). Al norte Binbaleta y Francia. Hacia el oeste, Lakora (1.877) y los altos picos pirenaicos de Navarra y Huesca.
 
EL KELETA DESDE LA KARTXELA
 
Pero Lakartxela no es solo su cima. Su espolón este, el Keleta, es el que llama la atención desde el valle de Belagua. Para llegar al Keleta hay que seguir un sendero que sigue la línea cimera de Lakartxela, sorteando por la derecha las zonas más inaccesibles.
Km. 7,800 - Tras 1,2 Km. de la cima de Lakartxela llegamos al Keleta (1.852 m). Las vistas desde este colmillo de roca son, si cabe, más espectaculares que desde Lakarxela. La panorámica es completa y espectacular. Novecientos metros más abajo el hermoso valle de Belagua, desde donde hemos partido. Y cerrando el valle, ese horizonte bello y aserrado que forman los gigantes de más de 2.000 metros: Anie, Mesa de los Tres Reyes, Petrechema, Acherito, etc. Recordaremos la subida a la cima, pero tampoco olvidaremos la sensación de plenitud, libertad y belleza que sentiremos en lo alto de este excepcional mirador.
 
PANORAMICA DESDE EL KELETA
 
Desde aquí arriba, hacia el sur, vemos una gran loma herbosa. Es el Larrondoa, con 1.703 metros de altura, y otra cima que merece coronarse por las bellas vistas de Lakartxela que se tienen desde ella.
Empezamos el descenso bajando hacia el collado de Lapatia, donde, como referencia, podemos ver una balsa. La bajada no tiene camino señalado. Lo mejor es ir bordeando los espectaculares paredones rocosos del Keleta que caen a pico sobre Belagua.
Km. 9,250 – Tras un kilómetro y medio de descenso llegamos al collado de Lapatia. Por detrás de la balsa, queda superar 150 metros de desnivel para llegar a la herbosa cima de Larrondoa. Desde aquí tenemos otra espectacular vista de Lakartxela. Habiéndola visto desde el este (Arrako), norte (Binbaleta) y sur (Larrondoa) hemos podido apreciar perfectamente el cordal rocoso, muy montañero, que hemos disfrutado en esta ruta. Desde el Larrondoa podemos imaginar al dragón que, dormido, ha dejado que paseemos por su lomo.
Km. 13,500 - De vuelta al collado, hay que seguir las marcas amarillas y blancas de sendero de pequeño recorrido, primero hacia el este y luego hacia el norte pasamos debajo de los paredones rocosos del Keleta. El sendero lleva de vuelta al collado de Arrakogoiti. Pero antes de llegar al mismo, en las faldas del Binbaleta, llama la atención, más abajo, un prado sembrado de grandes rocas, que, desprendidas de Lakartxela, son el último gran atractivo de la ruta, ya que forman un lugar de estética primitiva y sugerente. Es el “prado de los Gigantes”. Para llegar aquí, hay que salirse del sendero y seguir la regata que baja directo hacia el prado. El conjunto lo inicia la “peña de la cascada”, ya que en primavera una cascada se derrama junto a ella. Recorremos el prado por este caos de rocas donde parece que gigantes hayan estado jugando a los bolos. Desde aquí se aprecia el circo pétreo que forman Lakartxela y Binbaleta muchos metros por encima de nosotros. Una última gran roca que parece gemela a la “peña de la cascada” cierra este extraño conjunto rocoso.
 
PRADO DE LOS GIGANTES - LAKARTXELA
 
Km. 14,700 - Un kilómetro más adelante, hacia el este, tras superar una loma, volvemos a pasar junto a la estela que recuerda a los malogrados montañeros, cruel tributo cobrado por la montaña-dragón. Queda dar un último vistazo a esos picos ahora conocidos, y bajar por el mismo camino al fondo del valle de Belagua, punto de inicio de la ruta.
Km. 17,100 - Ya en el valle, pasamos de nuevo junto a la Ermita de Arrako, muy cercana al dolmen. Dolmen y ermita apenas están separados 100 metros. Sin duda este lugar ha tenido una sacralidad milenaria para los que habitaron el valle desde la prehistoria hasta nuestros días. El caminante que recorra estos singulares parajes, seguramente entenderá el porqué…

SOPORTE PARA GPS EN MEGAUPLOAD
SOPORTE PARA GPS EN WIKILOC

Más senderismo y montaña por Navarra en mis blogs:
http://senderismonavarra.blogspot.com
http://senderosderoncesvalles.blogspot.com
 
Si te atrae la arqueología prueba a visitar mis blogs de rutas arqueológicas:
 
Rutas arqueológicas por Navarra en:
http://arqueologianavarra.blogspot.com
 
Rutas arqueológicas por Alicante en:
http://arqueologiaalicante.blogspot.com
 
Guía arqueológica de Numancia:
http://numancia-guia-arqueologica.blogspot.com
 

Datos personales

Mi foto
Historiador y guía turístico. Autor de "Guía arqueológica de Navarra", "8 planes originales para conocer Navarra" y coautor de "Cuando las cosas hablan". Colaborador de las revistas "Conocer Navarra" y "Pyrenaica". Youtuber con más de 1.000 vídeos de contenido cultural. He publicado más de 300 rutas senderistas en la red con más de 2.700 kilómetros de recorridos.