.
.

Bardenas Reales: CASTILDETIERRA - CASTILLO DE PEÑAFLOR

Castildetierra - Bardenas Reales

CASTILDETIERRA Y CASTILLO DE PEÑAFLOR - MAPA Y GPS Distancia: 14,2 Km.
Desnivel máximo: 96 m.
Desnivel acumulado: 129 m.

Una de las mejores rutas que podemos hacer en las Bardenas Reales. Visita dos de sus atractivos principales, el Castildetierra y el Castillo de Peñaflor. La ruta es sencilla y con poco desnivel y apta para hacerla tanto a pie como en bicicleta.

Las Bardenas Reales son uno de los Parques Naturales de Navarra y están declaradas Reserva de Biosfera. Es uno de los parajes más singulares de Navarra, casi desértico. Parece un paisaje de otro planeta que contrasta radicalmente con los grandes bosques de hayas del norte de Navarra.

(Km. 0,00) Dejamos el coche junto al Castildetierra, una curiosa formación geológica que se ha convertido en el símbolo de las Bardenas Reales y también en uno de los símbolos del turismo de Navarra. Llegar al Castildetierra es fácil. Una pista lleva hasta allí. En caso de duda se puede preguntar en la Oficina de Informaión del Parque Natural que se encuentra a la entrada del mismo.

 

Al observar detenidamente Castildetierra uno se da cuenta de la belleza que la naturaleza puede esculpir con la ayuda de la erosión.

(Km. 1,3) Tomamos la pista que se dirige hacia el Noreste desde Castildetierra. a 1,3 kilómetros nos desviamos por otra pista a la izquierda.

(Km. 1,7) Bajamos hasta el Barranco Grande. Es fácil de atravesar, pero si ha llovido, cosa poco habitual aquí, es fácil embarrarse al atravesar el riachuelo que entonces recorre el cauce.

Castillo de Peñaflor - Vedado de Eguaras (Km. 5,2) Tras cruzar el Barranco Grande nos dirigimos hacia el Norte. Continuamos por una pista ancha y nos vamos acercando al Vedado de Eguaras, donde se encuentra el castillo de Peñaflor. Al castillo podemos acercarnos por dos caminos desde un cruce. Tomamos primero a la derecha (ver mapa)

(Km. 6,6) Empezamos a ascender (hasta ahora casi todo el recorrido había sido por llano), hasta que tenemos que desviarnos de la pista por la izquierda y bajar al corazón del Vedado de Eguaras, A la izquierda ya habremos visto la torre del castillo.

(Km 7,5) Atravesamos otra pequeña pero profunda rambla y llegamos al castillo. Podemos subir hasta su misma base, y escalando (hay que tener cuidado), hasta la misma torre. Desde el castillo tenemos unas buenas panorámicas del Vedado de Eguaras y de las Bardenas Reales.

 

El Castillo de Peñaflor fue construido por mandato del rey Sancho el Fuerte en el primer tercio del siglo XIII para defender la frontera de Navarra contra el reino de Aragón y para combatir a las bandidos que campaban por las Bardenas Reales.  Es un castillo muy especial por dos motivos: es el único castillo de Navarra que desde su construcción no ha sido reconstruido ni reformado en otras épocas. La segunda razón es porque este lugar es el escenario de una leyenda que quedó reflejada en una novela del escritor Navarro Villoslada. Según la leyenda el la torre del castillo estuvo presa doña Blanca de Navarra, princesa de Viana por negarse a casarse con quien quería su padre, el rey Juan II. Un pastor, compadecido de la suerte de la pincesa, le llevaba comida, y, en agradecimiento la princesa, cuando fue por fin liberada de su encarcelamiento, regaló al pastor las tierras de alrededor.

Para regresar al punto de partida podemos rodear el cerro del castillo y encontraremos una pista que por un barranco nos llevará al camino por donde vinimos.

(Km. 14,2) Llegamos de nuevo al Castildetierra. Atrás quedará el Castillo de Peñaflor, guardando leyendas y un paraje único que quedará en nuestro recuerdo.

IR AL ÍNDICE DE RUTAS

MAPA DE RUTAS