.
.

PARQUE FLUVIAL DEL RÍO ELORZ Y MONTE DE SANTO DOMINGO 1/2- Valle de Elorz


Distancia: 7,640 Km.
Desnivel máximo: 120 m.
Desnivel acumulado: 120 m.

En esta ruta recorremos el parque fluvial del río Elorz y ascendemos al monte Santo Domingo que en su día tuvo una ermita de gran devoción en la zona y en cuya cima existió un poblado de la Edad del Hierro. Es una ruta cercana a Pamplona y de poca dificultad que se puede realizar en medio día.
Mapa y soporte gps de la ruta.




Km. 0,00.- Comenzamos la ruta dejando el coche en Noáin, en la calle Oriz, que es una de las calles que está más al sur de la localidad, en la salida hacia Beriáin. Recorremos esta calle hacia el este y pasamos por debajo de un puente sobre el que pasa la carretera.
Nada más pasar ese puente ya tenemos una bonita panorámica del acueducto de Noain. El acueducto de Noain está declarado Bien de Interés Cultural y es el monumento civil más importante del Valle de Elorz.
Km. 0,580.- Seguimos por la pista de tierra que nos va a llevar hasta el acueducto. Según nos acercamos todavía es más espectacular. El acueducto es un tramo del proyecto de traída de agua de Subiza a Pamplona diseñado para salvar el desnivel del Valle de Elorz entre la sierra del perdón y Tajonar. Fue construido en el siglo XVIII. Es el monumento más emblemático del valle. Tal es así que figura en el escudo del municipio.
Continuamos por el camino de tierra y llegamos bajo los puentes que cruzan la autovía. Ahí nos encontramos con el río Elorz. El río Elorz crea un pequeño oasis a lo largo de su recorrido en medio del terreno de campos de labranza que predomina en esta zona cercana a Pamplona
El fresno del asiento
Km. 1,300.- Llegamos al árbol más curioso del recorrido. Es un sauce que por extraños motivos aparece tumbado y parece formar un asiento para que el caminante se siente junto al rio Elorz a contemplar sus tranquilas aguas. Parece mentira que todavía encontremos tan cerca de las autovías sitios como este. De hecho a este lugar llegan los ecos de los motores de los coches que raudos atraviesan la vía rápida en dirección a Pamplona.
Poco más adelante el rio Elorz que ahora iba hacia el sur gira hacia el este,. Nosotros seguimos por la pista de tierra dejando el río a nuestro lado a la izquierda. En el rio Elorz tenemos un buen ejemplo de bosque de ribera donde predominan los sauces, los fresnos y los chopos.
Puente sobre el río Elorz
Km. 1,640.-Llegamos a un cruce. Al izquierda tenemos un puente moderno que se asienta seguramente sobre lo que en su día fue un puente más antiguo por los restos de soportes de piedra que quedan en cada una de las orillas del río. A la derecha iríamos a Imarcoáin, pero nosotros continuamos nuestra ruta siguiendo al río Elorz cruzando el puente. Tras cruzar el puente tomamos la pista hacia la derecha. Ahora vamos dejando el rio Elorz a la derecha.
Llegamos a una zona donde el río Elorz hace un meandro. Además de un buen sitio para tomar el bocadillo encontramos algunos árboles de buen porte.
Km. 1,820.- Dejamos un momento la pista para seguir junto a la orilla del río. Encontraremos un gran chopo que se encuentra a 5 o 6 metros del Río y que no puede abarcar su tronco una sola persona con los brazos, tal es el tamaño de este gigante natural.
Volvemos a la pista de tierra por un momento y nos volvemos a salir de nuevo un poco más adelante hacia la derecha para estar lo más cerca del río que podamos. En esta zona el río Elorz nos ofrecerá algunos rincones naturales muy bonitos, ya alejados del ruido de la carretera y de la autovía .
Álamo del abrazo
Km. 2,250.- En otra curva del río, a unos metros de la orilla, encontramos otro curioso árbol que he querido bautizar como el álamo del abrazo . Me gusta ese nombre ya que es un álamo muy viejo que extiende dos de sus ramas hasta tocar el suelo, como si fueran dos grandes brazos que quisieran estrecharnos en amigable abrazo. Y es que la naturaleza suele ser amable con el ser humano, seguramente mucho más de lo que nos merecemos.

Desde aquí podemos acabar la ruta del río Elorz y volver por donde hemos venido. Pero nosotros vamos a ascender al monte Santo Domingo, lugar de antiguas devociones y donde hubo un castro de la Edad del Hierro.

1 comentario:

  1. Me resulta triste que los blogs la gente le hagamos poco caso, cuando en realidad es el objeto principal, narrar los lugares y dedicarle un tiempo a ello, tan poco valorado. Gracias

    ResponderEliminar